Permite recibir las señales de un sistema automático de rastreo que actúa sobre un conjunto de doce CFDs (índices nacionales e internacionales, materias primas, divisas y el bono alemán). 
 En tiempo real se reciben en el móvil los cambios de escenario para cada producto, así como las actuaciones que el sistema automático vaya realizando (entradas, colocación de stops, salidas, etc.). 
 Las señales que se reciben pueden ser fácilmente interpretadas y llevadas a una plataforma  de CFDs, incluso desde el propio teléfono móvil. 
 En todo momento se ofrece una información concreta tanto del escenario más favorable para cada producto, como de los niveles de control tanto para iniciar una posición, como para abandonarla. 
 “El Guardián de CFDs” está concebido para perfiles de actividad moderada, que no buscan operar en el intradía, pero que sí desean hacerlo en operaciones de tipo “swing-trading” con una duración de media de varios días por operación.